Niño tapandose la boca con camiseta roja sobre fondo blanco

Las llagas, aftas o úlceras bucales son una preocupación común entre los padres cuando se trata de la salud bucal de sus hijos. Estas dolorosas lesiones pueden causar molestias significativas y afectar la calidad de vida de los niños. En este artículo, exploraremos qué son estas afecciones, sus síntomas, causas y, lo más importante, cómo prevenirlas para garantizar la salud bucal de los más pequeños.

¿Qué son las llagas o úlceras bucales?

Las llagas, aftas o úlceras bucales son lesiones que aparecen en la mucosa oral de los niños. Pueden variar en tamaño y pueden presentarse en la lengua, las encías, el interior de las mejillas o el paladar. Estas lesiones suelen ser benignas, pero pueden causar molestias al comer, beber o hablar.

¿Qué son las llagas o úlceras bucales?

Los síntomas de las úlceras bucales en niños pueden incluir dolor o molestias alrededor de la lesión, sensibilidad en la zona afectada, dificultad para comer o beber, e incluso fiebre en algunos casos. Es esencial observar estos síntomas y buscar atención médica si la lesión no mejora en unos días o si el niño experimenta síntomas graves.

Causas de las llagas orales en niños

Las llagas bucales en niños pueden tener diversas causas, que van desde factores genéticos hasta hábitos alimenticios y cuidado bucal inadecuado. Algunas de las causas más comunes incluyen:

Traumatismo bucal

Las lesiones en la boca, como morderse la lengua o las mejillas, pueden desencadenar la aparición de llagas bucales en los niños.

Infecciones virales o bacterianas

Algunas infecciones, como el herpes labial, pueden causar la formación de úlceras bucales en los niños.

Deficiencias nutricionales

La falta de ciertos nutrientes en la dieta, como hierro o vitamina B12, puede aumentar el riesgo de desarrollar llagas bucales.

Estrés o ansiedad

El estrés emocional puede debilitar el sistema inmunológico y aumentar la susceptibilidad a las úlceras bucales en los niños.

Tratamientos para las úlceras bucales en niños

El tratamiento de las úlceras bucales en niños se centra en aliviar el dolor y promover la curación de la lesión. Algunas opciones de tratamiento incluyen:

Analgésicos tópicos

Geles o enjuagues bucales que contienen analgésicos pueden ayudar a reducir el dolor asociado con las úlceras bucales.

Enjuagues bucales suaves

Enjuagar la boca con agua tibia y sal puede mantener la lesión limpia y acelerar el proceso de curación.

Medicamentos recetados

En casos graves, el dentista puede recetar medicamentos antivirales o corticosteroides para controlar los síntomas.

Consejos para prevenir las llagas o úlceras bucales en niños

La prevención es clave para la salud bucal de los niños. Algunos consejos para prevenir la aparición de llagas bucales incluyen:

Buena higiene bucal

Animar a los niños a cepillarse los dientes después de cada comida y usar hilo dental regularmente puede prevenir la acumulación de bacterias.

Dieta equilibrada

Una dieta rica en frutas, verduras y alimentos ricos en nutrientes fortalece el sistema inmunológico y reduce el riesgo de desarrollar úlceras bucales.

Evitar alimentos irritantes

Limitar el consumo de alimentos ácidos o picantes puede prevenir la irritación de la mucosa oral.

Gestionar el estrés

Enseñar a los niños técnicas de manejo del estrés puede reducir la incidencia de úlceras bucales relacionadas con el estrés.

En resumen, las llagas, aftas o úlceras bucales pueden causar molestias a los niños, pero con el cuidado adecuado y la prevención, se pueden minimizar. Para obtener más información sobre la salud bucal infantil, visite COI y no dudes en ponerte en contacto con nuestro equipo de profesionales para programar una consulta con uno de nuestros expertos en odontopediatría. La sonrisa saludable de tus pequeños es nuestra prioridad número uno. 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.